Instituto de Altos Estudios en Ciencias Sociales

Exponen sobre importancia de la Complejidad en carrera de Relaciones Internacionales

En la conferencia magistral del IGLOBAL, expresaron que el estudio de la Complejidad es conveniente en un mundo donde las amenazas ponen en peligro la sobrevivencia del planeta.

(Santo Domingo, 28 de agosto del 2017).- El estudio de la Complejidad en la práctica de las Relaciones Internacionales puede ser determinante para poder entender el mundo actual. Estas consideraciones fueron expresadas por Pedro Sotolongo, presidente de la Cátedra Complejidad de La Habana y del Capítulo Complejidad-RD en la conferencia magistral “Las Relaciones Internacionales y la Complejidad del mundo de hoy”, organizada por el Institutito Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGLOBAL) para el Ciclo de Conferencias que durante todo el mes de agosto realizaron en celebración de su octavo aniversario en el ámbito académico.

Sotolongo, también coordinador de la Maestría en Complejidad del IGLOBAL, afirmó que vivimos en una época donde reina la complejidad. Sobre esto, agregó: “Las soluciones son complejas y no inmediatas; ¿cómo entender el mundo de hoy? ¿Cómo respondemos frente al mundo y la complejidad? Simplemente no estamos preparados adecuadamente para abordar y caracterizar a complejidad tantos cambios y transformaciones”.

En un mundo donde las amenazas ponen en peligro la sobrevivencia del planeta, el doctor en Filosofía manifestó que, para entenderlos, este estudio exige para su adecuada caracterización, un enfoque dinámico y procesual, significando esto, darle cabida no solo a la necesidad y a la certeza, es decir, a lo seguro, sino también al azar y a la incertidumbre.

Ese darle cabida a todo, es definido en una frase por Sotolongo como “Tener en cuenta todo lo que debe ser tenido en cuenta”. Y esta se convierte en la estrategia de indagación para caracterizar de manera pertinente y contextualizada la dinámica estudiada.

Tres dimensiones de construcción social

Pedro Sotolongo, en su ponencia orientada a los que se dedican a la práctica de las relaciones internacionales y la diplomacia y a los que en un futuro ejercerán esta carrera, abarcó las “tres dinámicas de construcción social de la historia”, refiriéndose con ello que “no se puede entender lo actual si no se entiende lo que sucedió hace 40 o 50 años”.

El experto afirmó que la propia dinámica varía cuando cambian los actores y que ya el mundo entró a un cambio de época, percibiéndose en los rasgos de la vida cotidiana. Sotolongo mencionó todo lo que está cambiando y lo que condujo a un cambio de época: “La globalización llegó para quedarse. Todo está cambiando; el modo tecnológico de producción, los actores, los agentes, los componentes; crecimiento de la economía sin empleo, llamado “desempleo estructural”, la cultura de la pantalla (Todo corre en torno al móvil), la crisis del trabajo humano (más servicio con menos gente). Todo esto está emergiendo nuevas formas de existencia social, por eso decimos que no estamos en una época de cambio sino en un cambio de época”.

El experto señaló, además, las actuales crisis globales que confirman el cambio de época: La crisis del cambio climático; la crisis energética; alimentaria; financiero-económica; ética de valores; de la política; de la educación y crisis de la convivencia social.

Por último, Pedro Sotolongo indicó que sin la nueva comprensión de lo local y lo global es muy difícil poder entender cualquier práctica de las Relaciones Internacionales: “Ahí radica la importancia de la complejidad. Comprenderla ayuda a estudiar el porqué de las tendencias desfavorables del pensamiento”, dijo.

En la conferencia magistral con motivo del octavo aniversario del Instituto Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGLOBAL), se dieron cita la Dra. Alejandra Liriano, coordinadora académica de la Maestría en Relaciones Internacionales de esta institución, el doctor Marcos Villamán, rector del mismo, al igual que estudiantes y egresados de la Maestría en Relaciones Internacionales y un nutrido público interesado en el tema de la complejidad.